Tweeter button Facebook button

A veces los clientes nos piden ocultar el nombre de la red WiFi para hacerla más segura o hacer modificaciones que “han escuchado” que harán su red más segura. Vamos a intentar aclarar algunas de ellas:

Ocultar el SSID (nombre) de la red WiFi: Ocultar el nombre de la red WiFi sirve únicamente para ganar un par de minutos y hacer que un intruso tarde “más” en encontrarlo. A vosotros os va a complicar la vida, ya que si le queréis dejar acceso a un amigo que viene a visitaros o compráis un Iphone o IPAD nuevos, vais a tener que configurar el nombre de la red WiFi y escribirlo manual. Si además es largo y no lo recordáis, vais a tener que entrar al router a mirar.

Usar una IP fija rara para el router y un rango de IPs raro para los puntos de acceso: Eliminar el servidor DHCP de la red puede parecer seguro, pero es igual de inseguro que poner IPs extrañas en la red. Una vez que el hacker / intruso mira el tráfico de la red, puede ver las IPs sin ningún problema. Realizar estos cambios os afectará en que tendréis que recordar IPs raras, la IP del router, etc.

Cambiar la clave WEP de la red a menudo: Por mucho que cambiéis la clave WEP de la red, es una encriptación que ya no es segura hace años. Un Hacker tarda 5 minutos en entrar a una red con esta encriptación. La única seguridad similar a WEP en cuanto a configuración en el router y equipo cliente y que aún es segura es WPA2.

red-wifi-segura

Pequeños cambios como poner nombres a la red WiFi del tipo “fax”, “hp630”, personalmente no me llamarían la atención y no intentaría entrar. Si veo una red que se llama “Casa”, “Privada”, “no-vas-a-entrar”, en cambio, sí me va a llamar la atención.

Recomendamos utilizar firewalls en los equipos internos de la red y no compartir carpetas o cosas innecesarias.

Apagad el WiFi en el caso que no lo vayáis a utilizar. Es la única forma segura de que no entre nadie! ; )