Tweeter button Facebook button

WiFi para HotelesLa época estival es para muchos, sinónimo de descanso, relajo y pasarlo bien. Sin embargo, para los hackers es un gran momento para realizar estafas y robos informáticos, esto dado a la mayor despreocupación de los usuarios y al aumento en el uso de tecnologías, como el uso de dispositivos móviles o el acceso a Internet a través de redes públicas de WiFi. De hecho, recientemente el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones de Chile dio a conocer la ampliación de la red pública de “WiFi ChileGob” que actualmente cuenta con 612 zonas a lo largo del país (14 en parques y 172 en diversas plazas). Si bien, esto constituye un gran avance y un beneficio a miles de usuarios que podrán conectarse a la red a través de estas zonas de WiFi gratuito, también significa un aumento en los peligros informáticos ya que estás redes públicas no suelen tener las medidas necesarias para resguardar la información de los usuarios.

“Las redes de WiFi público son muy beneficiosas en relación a que permiten mayor conectividad digital. De hecho, en Chile durante el 2015 doce millones de personas tuvieron acceso a Internet, lo cual es una penetración muy alta. Sin embargo, los hackers pueden fácilmente acceder al tráfico de datos que circulan en estas redes por lo que mediante sencillas técnicas logran robar datos como contraseñas, números de tarjetas bancarias, direcciones de correos electrónicos, entre otros”, señala Jorge Rojas Z., Gerente de Servicios Gestionados de Seguridad de la multinacional NovaRed.

Asimismo, el masivo uso de aparatos móviles tales como smartphones y tablets ocurrido en esta época, incrementa la oportunidad de que un delincuente informático pueda acceder a información privada. Esto, dado a que en general los usuarios no toman las medidas necesarias para proteger la información contenida en estos dispositivos. “El principal problema radica en que según datos de la Subtel, en Chile casi el 80% de los accesos a Internet es a través de dispositivos móviles, lo que aumenta en época estival, y al no contar con soluciones de seguridad, no solo corren peligro los datos personales de los usuarios, sino que en algunos casos también peligra la información empresarial contenida en dichos aparatos dado a la tendencia BYOD (Bring Your Own Device) que en el país alcanza al 30% de las empresas aproximadamente”, señala el experto en seguridad.

Consientes de estos peligros es que desde NovaRed, empresa líder en seguridad de la información, entregan una serie de recomendaciones para que los usuarios disfruten de las vacaciones sin sobresaltos informáticos:

1. Use soluciones de seguridad: Instalar softwares de seguridad, tales como antivirus, antimalwares, etc., en todos los dispositivos móviles. En muchos casos, pueden descargarse como aplicaciones gratuitas. Asimismo, puede encriptar notebook y smartphones por si estos fuesen robados.

2. Ojo con las conexiones no seguras: Habilitar WiFi, bluetooh o GPS solo cuando su uso sea necesario y no mantenerlo activo todo el tiempo. Preferir aquellas conexiones que tienen algún sistema de protección como contraseñas o credenciales de acceso, tales como ocurre en hoteles y/o restaurantes. Tenga presente que la forma más fácil de infección de dispositivos, es implementar un punto de acceso gratuito a internet e infectar a todo el que lo utilice.

3. Evite todo tipo de transacciones desde conexiones no confiables: Por muy urgente que sea, evite realizar transacciones bancarias o compras on line si está conectado a una red de WiFi público o si está utilizando un ordenador público. Prefiera siempre conexiones seguras y equipos confiables.

4. Cuide la descarga de aplicaciones: Ya sea porque hay más tiempo de ocio o porque se presta el dispositivo a menores para su entretención, es que en época estival la descarga de aplicaciones tales como juegos, se hace más notoria. Realice estas descargas sólo a través de tiendas oficiales, lea los permisos que se solicitan antes de su instalación y para mayor seguridad verifique los comentarios de otros usuarios respecto a la aplicación.

5. Respalde la información: Antes de iniciar las vacaciones haga una copia de seguridad de toda aquella información importante contenida en su dispositivo. De este modo, en caso de accidente u robo, al menos tendrá un back up.

Fuente: Mundo en Línea

Entretenerse con videos de YouTube o disfrutar de una película cuando no se está en casa puede acabar de inmediato con los datos

Para ello la solución está en conectarse a un “hotspot” o punto de conexión de red inalámbrica (WiFi) pero, ¿cómo puedes sacarle el mayor provecho a dichas conexiones?

1.- Dónde usar una WiFi fuera de casa

Siempre es bueno preguntar en los cafés, restaurantes y hoteles, recomienda Falko Hansen, del portal online alemán “Teltarif.de”. Existen lugares donde hay Internet incluso en el transporte público y ciudades, como Berlín, que cuentan incluso con un mapa de “hotspots”.

Este es el también el caso de la compañía española Fon, creada por el argentino-español Martin Varsavsky, la cual nació con la idea de compartir conexión casera a cambio de tener redes disponibles cuando se está fuera de casa o en el extranjero. La firma cuenta con 12 millones de nudos distribuidos por el mundo.

2.- Seguridad

Es necesario tener cuidado al utilizar redes públicas, ya que de acuerdo con Heise “hay que tener claro que los datos están colgando de forma libre en el aire”.

En teoría, cualquiera puede entrar en el flujo de datos y obtener información sensible, por lo que es recomendable usar Internet solamente para búsquedas sin relevancia.

Pero, si es necesario resolver temas personales como entrar a la banca online, se debe asegurar que la página funcione con un cifrado SSL. “Esto se reconoce porque aparece un pequeño candado en la línea de la dirección del navegador”. Si deseas saber si es seguro puedes escribir“https://” antes de la dirección de Internet.

Quien use conexiones WiFi con frecuencia, debería hacerlo a través de una conexión VPN, ya que con ella el usuario construye una especie de túnel a través de la cual se transmiten datos.

3.- Pequeños ayudantes para smartphones

Existen aplicaciones que ayudan a detectar redes WiFi. Falko Hansen recomienda, por ejemplo, WiFi Finder o WiFi Map (ambas para Android e iOS). Las apps contienen un listado de diversos “hotspots” en muchos países. WiFi Finder (http://dpaq.de/ZQxwx) muestra redes abiertas y de pago en las cercanías e informa sobre la potencia de la señal. WiFi Map (http://www.wifimap.io/) cuenta demás con contraseñas para diversas redes WLAN. A veces ocurre, sin embargo, que algunas informaciones están anticuadas.

Fuente: AMQUERETARO