Tweeter button Facebook button

TP-LINK Archer D5, análisis

TP-LINK Archer D5En un tiempo récord, TP-LINK se ha convertido en una firma líder dentro del networking ofreciendo un nutrido catálogo que destaca por su equilibrada relación entre calidad, precio y prestaciones. Analizamos el nuevo TP-LINK Archer D5, uno de los primeros en soportar redes WiFi 802.11ac y equipado con tecnología de última generación.

Como es habitual, TP-LINK entrega el dispositivo en un cuidado embalaje y acompañado de todos los accesorios necesarios para su puesta en marcha. El Archer D5 incopora un modem compatible con ADSL2+, así que podemos guardar el que nos proporcionó nuestra operadora y disfrutar de toda su potencia desde el primer minuto. La instalación estándar es realmente sencilla, aunque necesitaremos los datos de conexión de nuestro proveedor (es fácil encontrarlos por Internet o llamando al teléfono de soporte).

El producto ofrece un acabado fantástico, en plásticos de calidad notable y con el tamaño suficiente como para permitir la correcta refrigeración interna de los componentes. El frontal ha sido aprovechado para instalar una serie de leds que nos informan en todo momento del estado del dispositivo. También se agradecen detalles como la solidez del panel posterior o el botón dedicado a activar o desactivar el WiFi, cada vez menos habitual pero muy práctico.

Desde el punto de vista técnico hablamos de un dispositivo impresionante y con prestaciones que van mucho más allá del ámbito doméstico. Al mencionado soporte para WiFi 802.11 ac se une la capacidad para trabajar a doble banda y un sistema de triple antena de2dBi para 2.4GHz y 3dBi para 5GHz (desmontable, si necesitamos todavía más potencia) que garantiza una cobertura estable en cualquier escenario.

En lo relativo a conectividad, el TP-LINK Archer D5 ofrece dos puertos USB que podemos utilizar para compartir una impresora en red o agregar una unidad de almacenamiento externa sin necesidad de complicadas configuraciones. Además cuenta con un puerto Ethernet WAN (para los usuarios de fibra), la toma de ADSL y tres puertos Ethernet Gigabit adicionales.

En nuestro banco de pruebas el TP-LINK Archer D5 demuestra un resultado sobresaliente, especialmente cuando utilizamos hardware capaz de aprovechar las bondades del WiFi 802.11 ac. En una transferencia de 1.000 archivos en MP3 entre dos equipos alcanzamos una velocidad constante de25,8 Mbytes por segundo (unos 207 megabits); probando una imagen BD-rip de 12 gigabytes en un único archivo llegamos a alcanzar los 28,9 MBytes por segundo, una maravilla en velocidad y una garantía a la hora de afrontar tareas tan exigentes como el streaming de contenidos HD.

Por otro lado, conviene recordar que solo el salto a la banda de 5 GHz ya supone una ventaja interesante, especialmente si vivís en un bloque de pisos donde hay muchas conexiones funcionando sobre la banda de 2,4 GHz que pueden ocasionar problemas de interferencias y bajo rendimiento. Por otro lado el salto de calidad respecto a los modelos que suelen “regalar” los operadores es más que notable, así que a poco que queráis sacar partido a una buena conexión de banda ancha merece la pena invertir un poco en un componente tan esencial.

Fuente: Muy computer

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies